Beneficios de la miel en perros y cómo usarla

octubre 26, 2017  —  By

Beneficios de la miel en perros y cómo usarla

Dependiendo de donde recolecten las abejas, la miel variará de color y presentará diferentes propiedades beneficiosas para el organismo humano. Aunque no es exclusivo para humanos, los beneficios de la miel en perros son también cuantiosos.

Sin embargo no todos los perros pueden tomar miel, además los que la tomen, deben hacerlo en la cantidad adecuada para que a nuestro perro no le siente mal o tenga efectos negativos en su salud.

Veamos cómo darle miel a un perro, cuales son sus propiedades beneficiosas y que cuidados debemos tener. También sus diferentes usos ya que erróneamente, no todo el mundo la utiliza cómo alimento o complemento.

Principales beneficios de la miel para perros

La miel es un alimento elaborado a partir de la recogida del néctar y polen de las flores por parte de las abejas. No es un alimento natural ya que no se crea de forma natural pero está elaborado a partir de materias totalmente naturales.

Aporta una gran cantidad de vitaminas al perro entre las que destacan las del grupo C y B, además de algunos minerales cómo el potasio y hierro, entre tantos. Aunque lo que más destaca de la miel es su poder calorífico.

Al tratarse de un producto rico en hidratos de carbonos obtenidos a partir de glucosa, aportan rápidamente un nivel de energía extra a quienes la consumen. La miel tiene más calorías y carbohidratos que el azúcar blanco por ejemplo.

La miel estimula el sistema inmunológico del organismo, haciéndolo más eficiente frente a alergias y enfermedades. Además posee una gran cantidad de enzimas glucosa oxidasa, antioxidantes naturales cómo los flavonoides e incluso hormonas.

  • Aporte extra de energía de forma inmediata
  • Estimulación del sistema inmune del perro
  • Enzimas beneficiosas cómo la glucosa oxidasa
  • Aporta antioxidantes para el organismo cómo los flavonoides
  • Rica en vitaminas del grupo C y B, además de minerales

 

Posibles perjuicios de la miel en perros

No todos los perros son iguales por lo que no todos toleran los mismos alimentos de forma beneficiosa. Lo mismo ocurre con la miel, no todos los perros la toleran e incluso en algunos, es bastante nociva.

Los perros diabetos no deben tomar jamás miel, porque esta contiene un alto contenido en azucares / glucosa que puede perjudicar seriamente su salud. Los perros con problemas de sobrepeso tampoco deben tomar miel, pues contiene una enorme cantidad de carbohidratos que les hará engordar más aun.

Si tenemos un perro con alergia medioambiental o nutricional, debemos tener también mucho cuidado, ya que la miel contiene altas dosis de polen. Algo que puede perjudicar mucho al perro.

Así que evita darle miel a los perros que:

  • Tengan algún tipo de alergia
  • Perros que no haga ejercicio o que tengan sobrepeso
  • Perros diabetos o con problemas digestivos
  • Perros enfermos

¿Para que NO sirve la miel?

Son muchas las burradas que llegan a escucharse cuando se habla de miel y perros, así que para aclarar las falsas leyendas indicamos que la miel no sirve para curar la tos en perros, tampoco sirve para curar el resfriado de un perro y mucho menos debemos darle al perro leche con miel.

La miel con limón es buena para humanos pero no para perros, nunca le des a tu perro miel con limón. Los cachorros tampoco deben tomar miel, ya que puede causarles desajustes digestivos.

¿Cuanta miel debo darle a mi perro?

Debemos partir de que la miel no es un alimento para perros, sino un complemento nutricional para perros que tienen un desgaste elevado de energía o un pequeño capricho para dar de vez en cuando a nuestro perro. Solamente para perros adultos, no debemos darle miel a un cachorro.

Cien gramos de miel (unas cinco cucharadas pequeñas de café), contienen ochenta y cinco gramos de carbohidratos, traducibles a trescientas cincuenta calorías. Aunque os parezcan valores bajos, son valores realmente altos para un perro.

Por eso, un perro sano de unos treinta kilos de peso y con una actividad física normal, no debe tomas más de un par de cucharadas pequeñas por semana. Si pesa quince kilos, la mitad, si pesa siete quilos, un cuarto, etc…..

 

Un perro sano de unos treinta kilos de peso con una actividad física elevada, cómo los perros de trabajo, búsqueda y rescate, etc… no deben tomar más de dos cucharadas un par de veces por semana.

Obviamente, cómo suplemento a su alimentación. Ya que debemos seguir alimentándolos con su alimentación habitual (croquetas, BARF, etc…).

Usar miel para curar heridas en nuestro perro

No debemos dejarnos llevar por la falsa información que circula por Internet sobre el uso de miel para curar heridas en perros. La miel contiene un PH bajo y un efecto anti-bacteriano natural, eso es cierto, pero no significa que sirva para curar heridas.

A los perros les encanta la miel porque es dulce, si aplicar miel sobre una herida, no parará de lamerla e incluso hará que su herida se intensifique. Además muchas heridas requieren de atención veterinaria y si intentamos solucionarla de forma casera aplicando miel, esta puede infectarse y causar mucho más daño al perro.

Si tu perro tiene una herida leve que no supone un peligro obvio para su salud, aplicar un poco de Yodo farmacéutico (Betadine) es normalmente más que suficiente. Si la heria es intensa, acude al veterinario, pero nunca utilices miel para curar las heridas de un perro.